Inicio >> Noticias

Noticias

Mujeres casadas:
Yo Hice Un Postgrado

Esposas, madres y profesionales. Entregan su testimonio tres mujeres que decidieron salir de su casa en busca del sueño de la especialización.

Aprobar los estudios de postgrado y con estupendas calificaciones no fue tarea fácil para la periodista Carmen Paz Maldonado, de 33 años, casada, madre de Vicente, de 7 años, y de Antonia, de sólo 3. Tuvo que hacer malabares para organizar bien su tiempo y rendir en la casa, el trabajo y el Magíster en Ciencias Militares que se impartía en la Academia de Guerra del Ejército durante dos años.

"Siempre me gustó el tema de las ciencias políticas y consideraba que una materia que no había sido estudiada por civiles era la militar. Me resultaba interesante compatibilizar la sociología militar con una mirada civil. Vistos desde fuera, determinados problemas militares pueden tener soluciones más sencillas, y viceversa".

Como millones de chilenos, Carmen Paz, hasta antes del magíster, organizaba su día en tres partes, con ocho horas destinadas al trabajo, ocho a la casa, y ocho horas a dormir. "Las clases eran los martes y jueves de seis y media de la tarde a nueve de la noche. Yo estaba trabajando en comunicaciones en el mismo Ejército, en el Comando de Institutos Militares. Ya había hecho un curso de corresponsal de guerra y quería seguir perfeccionándome en esta área. La nueva exigencia de estudios me obligó a reorganizarme, y como no podía quitarle horas a mi trabajo, tuve que sacrificar las horas para mi casa y por supuesto las destinadas a dormir. Mi tiempo de sueño fue lo que más sufrió. A veces dormía apenas cuatro horas".

El apoyo que la profesional recibió de su marido fue fundamental. Piensa que si no hubiera contado con eso jamás habría podido cumplir su objetivo. "Él siempre estuvo de mi parte, apoyando en todo lo que podía. Le gusta y sabe mucho del tema militar. Podíamos hablar el mismo idioma, debatíamos juntos. Creo que él envidió sanamente la posibilidad que tuve yo de estudiar y me respaldó siempre. Si alguna vez se enojó o algo no le gustó de los horarios o la exigencia, nunca lo supe".

Y podría haberse molestado o sentido celoso, porque Carmen Paz estudiaba en un curso en el que había cinco mujeres y 25 hombres.

"Nunca tuvimos un problema de ese tipo, ni de parte de mi marido de las mujeres de mis compañeros. De hecho, sentí un fuerte apoyo en ellas. Una vez que estuve complicada para ir a dar una prueba, la señora de un compañero de mi grupo de estudio me dijo que fuera tranquila y que le dejara a mi hijo, Vicente, a su cuidado".

El grupo de estudios lo integraban cinco uniformados y dos mujeres. "Usábamos los sábados en la mañana para estudiar. Cuando mi marido no podía quedarse con Vicente y no teníamos nana, mi hijo me acompañaba a la biblioteca de la Academia de Guerra donde nos juntábamos. Nosotros estudiábamos mientras él corría y jugaba. También nos juntábamos en las tardes, antes de las clases, y después, yo estudiaba sola en las noches en la casa. Incluso cuando hacía dormir a los niños estaba estudiando".

Aunque trató de organizarse lo mejor posible y no desatender a la familia, Carmen Paz siempre tuvo sentimiento de culpa. "Uno se siente culpable de entregar tiempo a una actividad propia. Eso es muy propio de las mujeres. Lo que siempre tuve claro es que si me metía al magíster no lo iba a dejar, porque nadie me obligaba a hacerlo. Estudiar ha sido un aporte muy importante para mí. He ganado en acuciosidad en mi trabajo, en desarrollar metodología, en distribuir mejor el tiempo, cumplir los plazos, y muchas otras cosas, además de las materias propiamente militares.

Carmen Paz trabaja hoy en Hill & Knowlton Captiva, una empresa de comunicaciones estratégica donde se desempeña como periodista y ejecutiva de cuenta. Dice que le gustaría repetir la experiencia en el área de las ciencias políticas. "Sigo en contacto con varios de mis compañeros y profesores. Hay gente muy entrañable para mí. El esfuerzo y el sacrificio valen la pena".


Ver Noticia Completa ( 104kbs)


Otras Noticias...

El País Debería Crecer El Doble.

La Hormona Obestatina Puede Revolucionar La Pérdida De Peso.

Solo Uno De Cada 10 Profesores Universitarios Tiene Doctorado.

Un Paseo Por El Arte.

¿Chile Ha Perdido Su Rumbo Dentro Del Grupo Apec?.

Pensando En El Postgrado En Endosonografía.

Formarse Toda La Vida.

Caminar: Una Opción Sana Y Segura Para Nuestras Tardes.

Grandes Salmoneros Dan Alto En Inversión Y Chile Elevará Los Envíos En Un 50% El 2010.

Charlas Educativas En Hospital De Mulchén.

Presentación Primer Caso De Paciente Con Pseudoquiste De Baja Data De Evolución.

Enfermedad Celiaca.

La Fibra Que Nos Limpia.

Pancreatitis crónica podría incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.







 

Google